lunes, 12 de marzo de 2012

Preparando la Erasmus

Una vez más debo retractarme de lo dicho, decir Diego donde dije digo, comerme mis críticas y mi escipticismo con patatas. Vamos, que metí un poco bastante la pata cuando me mostré tan pesimista con respecto a la adjudicación de las Erasmus en mi universidad, porque finalmente me han dado una de esas tan ansiadas plazas.
¿Mi futuro?
Todo fue, a decir verdad, un poco extraño... Como anticipé en la entrada que he enlazado más arriba (o no), a los estudiantes de Traducción y Mediación Interlingüística, grado del que algún día hablaré largo y tendido, nos correspondían como propias 30 plazas de Erasmus. Esto es porque esas eran las que existían en el segundo ciclo de licenciatura que tenía mi universidad antes de la implantación del plan Bolonia.
¿Qué tiene esto que ver? Es sencillo, éramos 52 personas para aspirar a 30 plazas, lo que se traducía (nunca mejor dicho) en que unos cuantos se quedarían sin poder salir y completar su formación de esta forma.


Pero, al final, esto no fue así. Al observar que la demanda era superior a la oferta y que los convenios con otras universidades no llegarían a tiempo, nos propusieron un apaño que consistió en poner a nuestra disposición las plazas sobrantes de las distintas Filologías que hay en mi facultad. Et voilà ! Por arte de magia, la oferta fue mucho mayor.
Información de la reunión

Ahora viene cuando se da una curiosa casualidad. Resulta que en un primer momento tenía intención de ir a Amiens (en la región de Picardie, Francia), pero cuando hicieron la reunión informativa, solo pude conseguir información de la universidad de Caen (en Basse Normandie, también Francia), a la que en un principio no podía ir. ¿Qué sucedió? Pues resulta que la noche anterior a la asignación de las plazas nos dieron la lista real con los destinos posibles... Amiens había desaparecido de la lista y, en su lugar, sí estaba Caen, ya que eran plazas de Filología Española.

Así que, pensándomelo un rato y analizando las diversas opciones que me presentaban, decidí que aquel sería mi destino. Al día siguiente, 7 de marzo de 2012, fueron nombrándonos por estricto orden de media académica, no hace falta que comente cuántos nervios pasé y el miedo a que quienes me precedían eligieran ese destino. Finalmente, llegó mi turno y, conteniendo las lágrimas de emoción que querían salir, dije en voz alta cuál era mi decisión.

Y de esta forma, con la plaza asignada para 9 meses del curso 2012-2013, comienza mi aventura Erasmus. Quién sabe a dónde me llevará (de momento, a tierras normandas) ni cuánto aprenderé. Solo sé que no voy a dar media vuelta y dejaré que el río siga su curso, siempre que no inunde mi razón con fangos variados.

Un gran abrazo a todos los que me leéis, espero no haberos aburrido con una entrada tan personal.

13 comentarios:

  1. Manita, debo decir que esto creo que merece su etiqueta propia: Erasmus. Así cuando quieras recordarlo tendrás todas las entradas metidas ahí, porque seguro que tendrás montones de anécdotas para contar de tu destino^^

    Por mi parte, decirte por enésima vez (más uno) que felicidades^^ Seguro que lo pasarás genial, que aprenderás un montón y que será una experiencia inolvidable, además que sé que tu neurona es francesa y tiene historias que contar ;)

    Besazos^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Apoyo la idea de la etiqueta propia, que crearé en cuanto acabe de contestar al comentario! Seguro que después me gusta recordarlo... En realidad tengo que reestructurar las etiquetas (y siempre lo dejo para otro momento :$).

      ¡Muchísimas gracias, manita! Sí, estoy segura de que mi neurona escritora se quedó por allí, pues la historia que comencé en París y que tan buena pinta tenía lleva parada desde que volví.

      Besos y gracias por todo :)

      Eliminar
  2. Maldita Sandra, yo que estaba inspirada para escribir hoy y me has robado la entrada... Es que pensaba poner otra del Erasmus jaja.

    Bueno, que me encanta el nuevo look del blog, que todavía no te había dicho nada, y que espero visitarte (y que me visites).

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Kathe, yo también te quiero! Mujer, ni que fuéramos al mismo sitio... tu Erasmus se merece su propia entrada.

      Gracias por el comentario sobre el look, me gusta bastante cómo ha quedado :).

      Y, bueno, yo te visito, pero... ¡ESCRIBE! xD

      ¡Besos! :)

      Eliminar
  3. ¡¡¡¡Enhorabuena!!!! Ya verás qué experiencia :)
    Por lo que veo, en cada universidad el proceso es distinto... en Alicante las adjudica el coordinador de erasmus de cada departamento, por lo que puede haber mucho pucherazo...
    Un saludo,
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Espero que sea buena, ya iré dando la lata con cosas por aquí ;).
      Creo que incluso en las propias universidades varía según la facultad, pero bueno, solo conozco esta experiencia. Me parece muy injusto que se haga a puerta cerrada, así no hay quien se pueda fiar de nada (vamos, opinión personal).

      Un abrazo y gracias por pasarte,
      Sandra

      Eliminar
  4. Ufff ¡lo que te espera! Qué envidia sana :-) Recuerda este momento en el que no amas otra ciudad ni a otras personas aún :)


    "Cuando llegas a un país nuevo sabiendo que vas a vivir en el durante cierto tiempo, los primeros días te invade un sentimiento sobrecogedor, unas lagrimas de emoción sobre todo lo que te queda por vivir por las calles por las que ahora paseas ignorante, en los rincones que aún no has descubierto. Lo llaman expectativas, creo. Y dicen que cuando son altas, lo pasas peor por si luego no se cumplen..." (www.marmolnegro.blogspot.com)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por la cita, me ha encantado y emocionado al mismo tiempo!

      Me conozco y sé que después del año que viene una parte de mi corazón se quedará por allí, como me ha pasado cuando he estado de beca en el extranjero.

      Recordaré el momento :)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  5. Como ya te dije... ¡¡Enhorabuena!!
    Ahora toca el rollo del papeleo y luego a disfrutar =)

    Un abrazo,

    Sandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Sandra!
      ¡Enhorabuena también a ti por la experiencia que vas a vivir en Ginebra! :)

      Un abrazo,
      tu tocaya

      Eliminar
  6. ¡Enhorabuena! Sigo tu blog desde hace poquito y me gusta bastante como escribes.
    Mucha suerte y no te esperes nada, no te crees espectativas, no pienses en lo que va a venir. Tú tan solo déjalo que llegue, y disfrútalo tal cual. Te lo dice una con muchas espectativas que está cursando su erasmus en París. =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias tanto por tus palabras como por seguir el blog!
      Me va a resultar difícil porque estoy realmente ilusionada, pero lo bueno es que no es la primera vez que salgo, así que creo que sabré disfrutar del día a día, en lugar de querer comerme todo al principio.

      Espero que a ti la Erasmus te esté yendo muy bien, desde luego, la ciudad lo vale (aunque es demasiado estresante según mi corta experiencia).

      Un abrazo :)

      Eliminar
    2. Hey Hola !! Por pura casualidad llegué en tu blog, soy francesa y estudiaba en Amiens, ahora estoy en Alicante desde septiembre, de Erasmus también. Pienso que tuviste suerte, porque sabes, en Amiens la universidad es fatal...y Caen tiene buena fama =) Pero no estarás lejos, podrás dar una vuelta por la Picardie :) Mucha suerte chica !!! :D

      Eliminar