martes, 17 de abril de 2012

La cocina de la escritura o cómo escribir


Cassany, Daniel. La cocina de la escritura. Barcelona: 1995. Anagrama, Colección Argumentos. 255 páginas.


A finales del siglo pasado, Daniel Cassany se adentró en una cocina muy especial para proporcionar a los lectores una receta que les permitiera crear los mejores platos, es decir, tener una serie de nociones a la hora de enfrentarse a la redacción de un escrito. De esta forma surgió La cocina de la escritura, un libro  que nos presenta no solo la teoría, sino también la práctica de la composición de textos.

Diplomado como Maestro de Catalán, licenciado en Filología Catalana y doctor en Filosofía, Letras y Ciencias de la Comunicación; Daniel Cassany i Comas (Vic, 1961) forma parte de la selección de autores que se interesa por el buen uso de la lengua. Este polifacético profesor y escritor ha colaborado en un buen número de artículos y libros, y ha escrito varios libros de forma individual. De su bibliografía, empezada en 1987 con Describir es escribir (2005 en castellano), La cocina de la escritura (1993, 1995 en castellano) es su quinta obra y una de las más difundidas, con numerosas reimpresiones tanto en catalán como en castellano. Actualmente es profesor de Análisis del discurso en lengua catalana en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.


Puede que no te consideres escritor, pero desde el momento en el que dejas una nota en la cocina te has convertido en uno de ellos. Porque, más allá del ideal que aparece en nuestra mente cuando oímos la palabra escritor, todos lo somos en algún momento de nuestra vida, ya que nos tenemos que enfrentar a la redacción de textos de mayor o menor dificultad. Es por esta razón que necesitamos saber cómo escribir, motivo por el cual surgió este libro.

La cocina de la escritura no fue el primer intento de Daniel Cassany al respecto de los manuales de cómo redactar un texto, sino que con Describir es escribir comenzó este camino. Pero esta primera obra se convirtió en un libro demasiado teórico, por lo que fue necesario escribir una segunda para que, esta vez sí, el manual fuera más práctico. De esta forma, se nos ofrecen una serie de ingredientes -los procedimientos de escritura- que nos ayudará a ser capaces de crear los mejores platos -los textos.

La elaboración de este banqueste está explicada al dedillo para que el resultado salga a nuestro gusto, que no se nos queme ni se quede crudo. Para obtener un buen texto, el primer ingrediente que debemos tener a nuestro alcance son las ideas. Es por eso que para comenzar la receta podemos leer una lección magistral donde se nos explican los rudimentos de la escritura y un segundo apartado que contiene la motivación, la forma y los intrumentos que tenemos que utilizar para escribir. Después se nos detallan varias maneras de obtener ideas, incluso cuando nos es más difícil.

Una vez anotadas, debemos ordenar las ideas, procedimiento que compone los siguientes capítulos de La cocina. Cuando ya tenemos la base de la tarta preparada, es la hora de escribir, en el sentido más estricto de la palabra. Antes de redactar, sin embargo, Cassany nos ofrece una serie de trucos para hacer buenos párrafos, construir bien la frase y jugar con la sintaxis, elegir las palabras y cohesionarlas, y saber puntuar. También nos avisa de la importancia de adaptar el texto a la formalidad exigida por la situación comunicativa, de los recursos retóricos que podemos utilizar para que nuestro texto impresione al lector, y de cómo una imagen cambia la percepción del conjunto.

Por último, aunque menciona su valor como marco constante del texto, está la revisión, que cambia mucho si el escritor es un aprendiz o un profesional y es una etapa fundamental. No debemos tener miedo de reescribir un buen trozo del texto si eso nos da como resultado un plato de primera categoría, porque al igual que no nos deja la misma impresión en el paladar el aceite refrito que el recién cambiado, tampoco somos indiferentes a un buen texto, y la revisión permite que sea posible.

Con esto se termina la receta, pero no las múltiples interpretaciones que podemos hacer de ella. Eso sí, todas ellas irán dirigidas a la parte más técnica de la escritura, porque si una cosa he echado de menos han sido las referencias literarias, que sería lo que habría añadido de buena gana para dar una segunda estrella Michelín al libro, porque la primera se la ha ganado con la captura de las ideas.

Espero que os guste esta cocina y no dudéis en añadir los comentarios que deseéis. Ahora, como escribió Cassany en la presentación del libro... ¡Qué aproveche!


Nota: Esta es la primera vez que traduzco un texto propio del valenciano/catalán al castellano y aunque mi lengua materna es la segunda del par, mucho me temo que algún calco sintáctico habré hecho. No dudéis en mencionarlo si lo leéis.


7 comentarios:

  1. Veo que has encontrado la inspiración con este autor ;) A mí me has recordado a 1º de carrera, que hicimos un trabajo sobre ese libro en Catalán I , jejeje. Me ha gustado mucho.
    Un besete

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, América:
      Lo cierto es que a mí me propusieron este libro entre otros para la asignatura de Estilística de la lengua catalana (de ahí la entrada gemela, que es la original), y como estaba algo atascada en lo que a la escritura se refiere, lo cogí con ganas. Y, sí, me ha devuelto la inspiración.
      Me alegro de que te haya gustado.

      ¡Un abrazo! :)

      Eliminar
  2. Si lo pesco en castellano a por él, si no que Ximo y tú me iluminéis durante el proceso de lectura jajajajaj :P

    Besos manita^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo pescarás, que según he visto no es difícil de encontrar ;)

      ¡Besos y gracias por pasarte, manita!

      Eliminar
  3. Hola desde París:

    Enhorabuena por el blog, te sigo desde que empezaste, y para tan poco tiempo llevas muuuchas entradas, espero que sigas así, ilusión no te falta ;).

    Una pregunta... ¿sabes dónde puedo encontrar este libro? Quiero decir, si voy al Corte Inglés no creo que lo encuentre (en castellano). ¿Quizá esté disponible para ebook? Me haría un favor jeje.

    Lo dicho, a seguir así. ¡Un abrazo! y gracias por la recomendación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alicia:

      Muchísimas gracias por el comentario, son estas cosas las que hacen que tenga motivos (e ilusión) para continuar.

      En la biblioteca de la UV está tanto en castellano como en catalán, y es de ahí de donde he sacado el ejemplar que he leído. Pero lo cierto es que no tengo ni idea de dónde pueda estar, aunque acabo de mirar y en la web de La Casa del Libro sale.

      Gracias a ti de nuevo por los ánimos.

      ¡Un gran abrazo!

      Eliminar
  4. Hola, hoy sólo me paso para decirte que tienes un premio en mi blog :)
    Saludos!

    ResponderEliminar