martes, 31 de julio de 2012

¿Jugamos? ¡Juguemos!

El verano ya llegó y la fiesta comenzó, aunque decirlo casi en agosto... ¡Ea, más vale tarde que nunca! A lo que iba, con el calorcito a más de una neurona le apetece darse un descanso después de un año ajetreado, pero también hay maneras de no forzar mucho la máquina (como señaló @Pcsl en su entrada).

Porque no solo del Trivial vive el traductor y... ¿quién no ha hecho alguna vez un pasatiempo? Para mí, el verano siempre ha estado ligado a montones de libros de lectura y a algún que otro cuadernillo de estos juegos. ¡Y bien útil que me está siendo en mis pinitos traductoriles tantas horas con ellos! Os cuento mis razones con un top 3 de los clásicos:



3- Cruzadas. La dinámica era sencilla: Encajar letras en cuadraditos, siempre teniendo en cuenta que había que encajarlo todo. Podéis creerlo o no, pero hay que ver cómo me ha servido esa estructura mental para que en las traducciones no haya exceso de palabras.

2. Sopa de letras. Clásico entre los clásicos: Buscar palabras como si de una aguja en un pajar se tratara. Su utilidad se basa en el "rastreo", como me gusta llamarlo. Es decir, en encontrar palabras clave en el texto original y, cuando el diccionario es en papel, para localizar el término necesario con mayor celeridad.

Et voilà ! Hemos llegado al todopoderoso número 1, puesto que va a los...

*Suenan clarines y timbales*

1. Autoindefinidos. Antes del boom de los sudokus (que se me dan de pena, todo sea dicho), no había periódico que no se jactara de contar con uno de estos pasatiempos en los que teníamos que rellenar unas cuadraditos con la definición que venía escrita en otros. No miento cuando digo que estas han sido, con diferencia, las horas mejor invertidas, pues he podido aprender gracias en ocasiones a los solucionarios multitud de definiciones, sinónimos e, incluso, un poquillo de cultura general que nunca viene mal.

Así que, compañeros de aventuras e interesados varios, espero que os haya gustado la idea y no dudéis en reencontraros con estos viejos amigos estivales.

¡Juguemos!

¡Un gran abrazo a todos! :)

P.D.: Esta entrada tiene anécdota, ante la falta de disponibilidad de un ordenador; la escribí de mi puño y letra con lápiz sobre papel.

2 comentarios:

  1. Una forma muy buena de aprender vocabulario y ampliar horizontes, sin duda :)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar. ¡Me alegro de que te guste la idea!

      Besos :)

      Eliminar