viernes, 21 de diciembre de 2012

Joyeux Noël !

Podría empezar esta entrada haciendo un balance del 2012 como el año pasado, pero eso significaría dar este año por cerrado y aún tengo la ilusión de estirarlo un poquitín más.
Por otra parte, podría reflexionar acerca de los propósitos que me marqué, pero hacer esto supondría enfrentarme a la realidad de lo que no ha podido ser, aunque el de viajar sí se ha cumplido más o menos como soñaba.

En lugar de las opciones anteriores y dada la excepcionalidad de esta Navidad en lo que respecta a mi vida, os voy a contar cómo estoy viviendo esta fechas desde la Erasmus.
Porque, este año, más que nunca (o, al menos, más que en los años anteriores), estoy deseando que llegue la Navidad.  No es día para que me queje, pero diré que estoy necesitando ya reencontrarme con los míos y darles un gran abrazo.

Y, es que, ¿qué significa la Navidad para un estudiante Erasmus?

Antes de volver, si tienes más suerte que yo, hay cenas de compatriotas, fiestas con compañeros Erasmus, quizá un amigo invisible... Todo esto aderezado con conocer el mercado de Navidad de tu ciudad de acogida y, tal vez, ver caer los copos de nieve sobre ti.

Luego, vuelves y te reencuentras con tu familia, con tus amigos y vives las fiestas sabiendo que te volverás a ir, pero disfrutando de cada momento. Llega un punto en el que te das cuenta de cuánto ha cambiado todo y, dependiendo de tu experiencia, desearás volver a tu vida Erasmus o quedarte con tu vida normal.

Sea como sea, es un momento de ilusión, de esperar horas y horas en aeropuertos, estaciones de tren o de bus, de lágrimas por la gente que se va para no volver y por los reencuentros.

Y, de repente, notas que por tus venas vuelve a correr la magia de este periodo del año y, sin más, deseas:

¡Feliz Navidad y próspero Año Nuevo!

Grand Place de Bruselas


 ¡Un gran abrazo!

P.D.: Me vais a perdonar lo escueta que es la entrada, pero mi inspiración se la ha llevado el último examen prenavideño.

4 comentarios:

  1. ¡Feliz Navidad! Aunque espero decírtelo en directo en unos días ;)

    ¡Besazos enormes, manita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias, manita!
      Mañana en el bus intentaré organizarme y te cuento, que tengo ganas de darte un graaaan abrazo.

      ¡Un besote! :)

      Eliminar
  2. Feliz navidad para ti también, Sandra :).

    Intuyo que tenías muchas ganas de volver a casa. Te entiendo, a mí me pasaba lo mismo. Así que, aprovecha para recargar las pilas que luego cuando vuelvas definitivamente a España, echarás de menos Caen ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias!

      Bueno, lo cierto es que aún las tengo, porque la aventura empieza en poco menos de diez horas (cosas de tener exámenes hasta el 21). Sé que tienes razón, pero soy difícil de contentar, jeje.

      ¡Un abrazo! :)

      Eliminar