lunes, 17 de diciembre de 2012

Lenguas y redes sociales: Una nueva forma de aprender

Es difícil negar que, en la actualidad, las redes sociales juegan cada vez un papel más importante en nuestra vida. Pero ¿pueden ayudarnos también a aprender un idioma?

Hasta ahora, estudiar una lengua extranjera suponía invertir tiempo y dinero en asistir a unas clases. Eso significaba que debíamos adaptarnos a un horario y a una combinación de lenguas entre la que no siempre estaba aquella que deseábamos aprender.

Otro modo complementario de conocer un idioma era mantener correspondencia con una persona nativa, cosa no siempre fácil debido en ocasiones a la lentitud del correo, o iniciar un tándem, de manera que hiciéramos un intercambio entre nuestra lengua materna y la que aprendíamos con alguien en la misma situación, pero con el par de idiomas inverso.
Por ejemplo: Podíamos querer mejorar nuestro francés y buscar a una persona francesa para que nos ayudara y, como compensación, enseñarle nuestro español.

Hoy en día, sin embargo, todo esto se ha flexibilizado y, gracias a las redes sociales, se nos presenta la posibilidad de aprender esa lengua anhelada a la hora que deseemos, de la forma que más nos guste y, si se trata de comunicarnos con nativos, aprendemos al mismo tiempo la cultura de forma directa, aunque esa persona esté en la otra parte del planeta. Todo esto solo pagando la tarifa de Internet de nuestra compañía.

Pero, como todo, no solo encontramos ventajas, porque ¿va a aprender igual de una persona que ha sido formada para la enseñanza que de alguien que transmite su lengua como la habla en su vida cotidiana? Es posible que no, que lleguemos a conocer ese idioma, pero sin alcanzar la corrección deseada. Además, el hecho de aprender según nuestras necesidades puede originar una falta de sistematización, lo que puede conllevar fallos de base que luego son más difíciles de reparar.

Por todo ello y según mi experiencia, las redes sociales significan un complemento a nuestra enseñanza de un idioma extranjero, pero no el pilar de esta. Siempre que sea posible, deberíamos recibir clases y, como formación extra y para saciar nuestra curiosidad, entonces sí, consultar todo aquello que nos apetezca en Internet. Eso sin olvidar una estancia en el país, para mí, la mejor opción entre todas las posibles.

Así que, a modo de conclusión, recomiendo algunas cuentas de Twitter y grupos de Facebook para todos aquellos interesados en convertirse, aunque sea por un rato, en autodidactas:

Facebook:
-          Aprender Español  - Apprendre l’Espagnol
-          English is Fun

Twitter:
-          @RaeInforma
-          @Fundeu
-          @termcat
-          @profegalego
-          @wordup_pons

Por último, aunque no menos importante, recomiendo contactar con nativos, pues los consejos lingüísticos no sirven de nada si luego no sabemos cómo expresarnos.



Con  esto, os presento un trabajo que tuve que hacer para clase y, de paso, os anuncio que esta es la penúltima entrada del año. ¿De qué tratará la próxima? En unos días lo veréis.

¡Un abrazo!

2 comentarios:

  1. ¡Hola Sandra!

    Estoy totalmente de acuerdo en que las redes sociales pueden resultar muy útiles para aprender y practicar idiomas. De hecho, me hablaron una vez de una red social dedicada exclusivamente a eso, pero si te soy sincera, no me acuerdo del nombre (y me gustaría acordarme).

    Enhorabuena por tu entrada :)

    Un saludo,
    Asun.

    P.D.: ¿Cómo pones los copitos de nieve? ¡Me encantan! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Asun!

      Muchas gracias por tus palabras. Me alegro de que estés de acuerdo. Mmm... He oído hablar de varias redes sociales, entre ellas, Palabea; a ver si investigo un poco y las reúno. :)

      ¡Otro saludo!

      P.D.: En Wordpress ni idea de cómo funcionarán, pero para Blogger busqué "Cómo poner nieve en Blogger" y seguí las instrucciones. No era difícil y lo cierto es que a mí también me encantan. :)

      Eliminar