domingo, 10 de febrero de 2013

La belleza de traducir

Mientras estoy traduciendo un texto del español al francés se me ha pasado una idea por la cabeza que me ha hecho interrumpir esta tarea: La propia naturaleza del verbo "traducir".
No me refiero a su etimología, esa que está en cualquier diccionario que se precie; ni tampoco a su equivalente en otras lenguas... sino a su propia forma.
A raíz de cierta anécdota que protagonicé hace alguna semana en clase y en la que, presa de un despiste gramatical, dije "traducí" donde tendría que haber sido "traduje", me ha dado por pensar en la belleza de este verbo.
Es bello por ser irregular, porque no es obvio que hoy "traduzco" y que ayer "traduje", porque si "tradujéramos" todos los contenidos del mundo nos encontraríamos con una bonita cuestión:
¿Es el verbo traducir irregular como lo es el propio acto de traducir?
Irregular en el sentido de que es necesario conocer ambos para saber utilizarlos bien. Irregular en el sentido de la atracción por lo diferente.
Creo que una posible razón para que nos atraigan las lenguas, conocerlas hasta el punto de saber transferir las palabras expresadas por una en otra diferente, es el verbo que origina todo: Traducir.

O quizá no y esto sólo sea un desvarío de un domingo cualquiera escrito por un proyecto cualquiera de traductora que ama lo que estudia.

¡Feliz domingo a todos! ¡Que traduzcáis (si es que es un verbo precioso) con alegría! :)

12 comentarios:

  1. ¡Hola, Sandra!

    Entrada breve, pero original. Tienes razón, la etimología del término lo puedes encontrar en cualquier sitio, pero nosotros, los traductores, vivimos esa palabra.

    ¡Qué suerte tenemos que nos guste y amemos lo que hacemos! :-)

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Olatz!

      Muchas gracias por pasarte y comentar. Desde luego, es una suerte poder sentir la traducción corriendo por las venas.

      ¡Un saludo de vuelta! :)

      Eliminar
  2. Bonita reflexión. Vale la pena escribir sobre los "desvaríos".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Carmen! No siempre el resultado el bonito, pero me gusta hacerlo, ayuda a poner las ideas en orden. :)

      Eliminar
  3. Hola!!
    Acabo de ver que comentaste en el blog de Maldito Aficionado y dijiste que también estudias alemán. Qué bieen, me siento comprendida :_D
    Mucho gusto!

    Tu blog es muy interesante *-* especialmente para la gente relacionada con este mundillo, así que gracias por tus aportes!
    La verdad es que nunca me había parado a reflexionar sobre el verbo "traducir" (y eso que me como el coco por cosas mucho más sencillas... xD), pero es muy interesante~ Es curioso lo de que sea un verbo irregular, como su naturaleza. Se nota que te gusta esto, eh :)
    Yo también estudio francés, por cierto! Bueno, no sé cómo irá en otros sitios, pero en la UAB tienes la lengua B (en mi caso alemán) y luego la C (que empiezas de cero en la universidad, en mi caso francés). Al principio estaba algo asqueada porque hubiera preferido un idioma asiático (viva el masoquismo xD me puede la pasión por Asia... jaja), pero en poco tiempo acabó gustándome mucho el francés, así que me alegro de estar aprendiéndolo ^_^

    Pues nada!
    Te sigo, ya me iré pasando por aquí~

    Nos vemos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Patri! :)
      Encantada de leerte por aquí, siempre es un placer conocer a gente nueva.
      En la UV va algo diferente y empezar de cero o no depende de la lengua C que eligas (es así en italiano y alemán, pero no en inglés y francés). Lo cierto es que mi combinación lingüística es lengua B - francés y lengua C - inglés, empecé a estudiar alemán porque me apeteció (y luego no me atreví a introducirlo en el plan de estudios, así que en la EOI sigo con él), pero se agradece encontrar a más gente que se pelea con él. En cuanto al francés... ¡ains, me encanta!
      Por lo que te he leído, ya veo que te gusta mucho Asia, espero que algún día puedas dar rienda suelta a esa pasión, que nunca es tarde. :)

      ¡Gracias por tu valoración del blog! A veces intento que sea un poco más profesional, aunque luego me salen cosas como esta, jeje. Pero, sí, lo cierto es que me gusta esto. En fin, que una vez más gracias, me alegro de que te agrade lo que escribo por aquí.

      Encantada de leerte. À bientôt ! :D

      Eliminar
    2. Así me gusta. Que habléis de mí. ¿Os había dicho ya que soy mi tema de conversación favorito? ^^U

      Qué envidia me dais. Si estuviera en vuestra situación no me lo pensaba dos veces, me iba a estudiar fuera a la de ya. No sé vosotras, pero yo me iría a Japón.

      Aunque conseguir una beca en estos tiempos tampoco será muy fácil. ^^U

      Eliminar
    3. Nunca está de más hablar de uno mismo, ¿no?

      Lo cierto es que, como buena amante del francés que soy, ahora mismo estoy en Francia de Erasmus, así que por ese lado no me puedo quejar. :)

      Y, bueno, aunque quizá sea más difícil que en otra época, si las ganas no faltan y el bolsillo puede echar una mano (¡qué imagen más rara! Una mano saliendo de un bolsillo... xD), siempre creo que puede presentarse alguna posibilidad para conseguir becas. :)

      ¡Gracias por pasarte!

      Eliminar
  4. Qué grato me fue leer tu entrada, justo cuando paso por una especie de crisis con la carrera.
    La voy a compartir en mi página de facebook, para que al menos alguien entre y descubra que la traducción no va de coger un diccionario y buscar equivalencias.

    Muchas gracias por escribir. Un saludo y que tengas un gran domingo. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Ana!
      Me ha hecho mucha ilusión leer tu comentario, me alegro de que te haya sido útil.
      Gracias también a ti por compartirla.

      Te deseo también un gran domingo. ¡Saludos! :)

      Eliminar